jueves, 20 de diciembre de 2012

El mercado de Santo Tomás debería estar prohibido

La Ordenanza de Uso del Espacio Público aprobada en Bilbao en hace dos años prohíbe expresamente las actividades del Mercado de Santo Tomás porque "altera la convivencia ciudadana", "se practica masivamente el botellón", "hay canturriadas" y los baserritarras no tienen "el carné de manipulación de alimentos", según se explica en un un bando municipal hecho público durante estos días y que puede verse pegado en las farolas de Bilbado.
Por si esto fuera poco, se realizan "actividades publicitarias prohibidas como el reparto del calendario de la caja de ahorros" y la venta ambulante " de comida y bebida", lo que de por sí es una "flagrante vulneración de la normativa vigente. El edicto está firmado por el alcalde Ignacio Astuna, alcalde de Bilbado, lo cual, es bastante preocupante.