viernes, 22 de mayo de 2015

¿Para cuándo un "rastreator" de la política?

columna Josetxu, rastreator, política elecciones,

PARA no defraudar a los electores, lo más fácil no es cumplir las promesas, sino carecer de programa. Es la tendencia de este año, el tremending topic de unas elecciones municipales que deberían concretar las actuaciones más cercanas al votante y se quedan en declaraciones grandilocuentes como “vamos a ser buenos” y cosas así. Comprometerse está demodé. Porque el ciudadano, que tiene memoria de pez, pocas veces sabe lo que le conviene, tan atareado como está en sobrevivir y encontrar algo para meter al microondas que no sean los calcetines mojados. 
Que levante el dedo quien vaya a votar con conocimiento de causa. Si no leemos las instrucciones del mando a distancia de la tele, cómo vamos a perder tiempo estudiando las promesas de alguien. En realidad, votamos por impulso y repetimos el voto por aburrimiento, por no cambiar. Lo de busque, compare, reflexione y decida es un trabajo durísimo, por el que no se cobra, y que pocos están dispuestos a realizar. 
¿Para cuándo un rastreator de la política? Si hay webs que comparan eficazmente decenas de seguros, viajes o compañías telefónicas para que elijas la que más te conviene, ¿por qué no una de partidos? Hasta entonces, saldrán ganando personajes paradigmáticos como Esperanza Aguirre, cuyo programa tiene menos puntos que su carné de conducir. Hay quien ha intentado bajárselo por Internet y el archivo estaba corrupto. Con eso les digo todo. 
Josetxu Rodríguez
 @caducahoy