viernes, 18 de febrero de 2011

Sor Internet, baneada del convento


HAN echado del convento a Sor Internet, la monja más moderna desde Sor Citröen, que también fue una adelantada a su tiempo. Y ese baneo monacal es paradójico, ya que la monja 2.0 se dedicaba a la pesca de almas con redes sociales, que son las que habrían utilizado los apóstoles si hubieran tenido adsl.

Pero de nada le han servido sus 35 años de clausura acumulando trienios, ni su trabajo digitalizando el archivo del monasterio por el que recibió un premio de la Junta de Castilla-La Mancha ni su afán por las nuevas tecnologías. La priora le ha mostrado dónde está la puerta y ella ha salido dirigiéndose directamente a la cola del Inem. Quizá si el premio se lo hubieran dado al arzobispo la cosa tendría otro cariz, pero una monja pizpireta, con perfil de Facebook y recibiendo premios no casa muy bien con el papel que tradicionalmente se les asigna.

Ella dice que sus compañeras le han hecho la vida imposible y ahora, en lugar de denunciarlas por bullying, buscará trabajo, porque quiere conocer Londres y Nueva York. El problema es que Sor Internet tiene 54 años y un currículum un tanto escueto: "1976, entro en el convento. 2011, salgo del convento. Informática a nivel de usuario". Con estas credenciales no le resultará fácil conseguirlo y, menos aún, ganar lo suficiente para comprar un billete de avión. Pero quizá tenga suerte y Paolo Vasile se fije en ella y la contrate para dirigir Operación Maitines junto al padre Apeles, sobre todo ahora que OT se ha ido al traste.

Josetxu Rodríguez