viernes, 2 de enero de 2015

A los andaluces les desaparecen nueve campanadas



EN Canal Sur han deconstruido las campanadas y se ha armado un jaleo del copón, que es lo que estaba tomando el controlador de flujo de la televisión andaluza. Se comieron los cuartos con la publicidad, luego emitieron la segunda campanada, pusieron otro anuncio y regresaron en la décima. Total, que les han sobrado nueve uvas para el año que viene o para cursos de formación. El escándalo es de tal magnitud que la jueza Alaya, amante de las cuentas claras, igual suspende 2015 y les manda repetir 2014 desde el principio. Aunque tiene bemoles que haya que aguantar día sí y día también a los cocineros pantallagruélicos reinventando el huevo pasado por agua y no se permita una ligerísima innovación en este acto tan manido en el que millones de personas quedamos hipnotizados delante de Cristina Pedroche… y un reloj. 

Al que pincha los anuncios, le puede costar el puesto. Algo que no tiene por qué ser malo. Igual a Telecinco le gusta la idea y le contrata el año que viene para que prepare una Nochevieja de diseño, con ocho campanadas neoliberales divididas en cuatro bloques de anuncios de quince minutos para empalmar con los canarios. Cuatro uvas se las quedaría Montoro y todo sería más sosegado.
Evitaríamos muchos atragantamientos, que la población se hace mayor y en urgencias están de guardia dos becarios con el maletín médico de la Señorita Pepis que les trajo Olentzero. De esta forma, ya solo faltaría el anagrama de los presos y que nos desearan un Feliz Ano. Casi lo prefiero así.
@caducahoy