domingo, 9 de octubre de 2016

Putin, no te pases un pelo

SI les soy sincero, no me importa en absoluto que Rusia esté llena de rusos, cada uno en su casa tiene lo que quiere, pero eso no significa que porque seamos vecinos puedan presentarse sin avisar y con alevosía a fisgarnos el Puente Colgante. Lo digo por esas incursiones de cazabombarderos, macroyates y submarinos que han protagonizado en los últimos meses con mucho descaro. Al Ministerio de Defensa no le ha parecido mal y dice que no han violado ninguna frontera española. Él sabrá. Igual los límites de España acaban a 200 millas de la costa, pero los de Bilbao terminan donde nos da la gana. Y eso incluye Rusia y sus barrios limítrofes, como China, África Andorra y Estados Unidos. Si vienen a buenas, nada que objetar, que llamen con antelación y se les recibirá con un aurresku de honor y les invitaremos a sándwiches del Eme. Porque los rusos también son de Bilbao, aunque algunos no lo sepan por culpa de ese idioma que les impone su Lomce y que les impide entenderse con nadie. Lo que no evita que debamos tener cuidado, porque se empieza paseando por las lindes, luego se echa una meadita en un poste y se termina cambiando un mojón. Cuando eso pasa, siempre se arma la de dios es cristo. Y ellos son chicos fuertes y tendrán armamento nuclear, pero en Zeberio un vecino derribó un avión de la Guerra Civil lanzándole una azada. Y las azadas han evolucionado mucho.

Josetxu Rodríguez @caducahoy

Niko Vázquez, siempre alerta, localizó el submarino ruso a la altura del puente de Deusto. Más imágenes, en su blog http://blog.deia.com/bilbainhitos