lunes, 15 de junio de 2015

Los controles de la Guardia civil ya no son lo que eran




Cuánto daño ha hecho la película "Ocho apellidos vascos". Desde que se estrenó, hay tan buen rollito que ni siquiera los controles de la Guardia civil son los mismos. Terminaremos echando en falta esa descarga de adrenalina que nos provocaba el señor de verde cuando asomaba su bigote por la ventanilla. 
Los de "Vaya semanita" lo han visto así: