viernes, 1 de febrero de 2013

Solo me fío de los mafiosos



ANDREI Petrov, el capo de la mafia rusa detenido la pasada semana junto al alcalde de Lloret de Mar, está indignado. Así se lo ha hecho saber al juez en una declaración que no ha dejado títere con cabeza. Se siente engañado y maltratado, hasta el punto de reconocer a la prensa que está "harto de los corruptos de este país. Dejé de pagarles hace un año y medio aproximadamente porque me di cuenta de que podría haber conseguido lo mismo de forma legal". 
Ya ven ustedes. Todo un mafioso ruso, de los que juegan en las grandes ligas, estafado por el primer edil de un pueblo de veraneo. Por un lado, da lástima y, por el otro, produce cierto orgullo pensar en el carácter hondamente democrático de nuestros corruptos locales que, a la hora de la rapiña, no hacen distingos entre un inocente contribuyente o un criminal de postín. 
Quizá esto les sirva de escarmiento a todos esos grupos organizados de facinerosos que llegan aquí como si se tratara de terreno conquistado cuando en realidad contamos con mafias institucionalizadas que pueden mostrar árboles genealógicos de refinado pedigrí. 
Incluso podríamos estar exportando malhechores con label si no estuvieran tan apegados a la familia y la Costa Nostra. No se irán hasta que esquilmen todo. Recuerdo el diálogo de dos camorristas en la novela Gomorra: -"¿No te apena destrozar la costa de nuestro pueblo con residuos tóxicos?". -"En absoluto, con lo que voy a ganar me compraré otro en el Caribe".

Josetxu Rodríguez