viernes, 25 de enero de 2013

Historia mínima: El bodeguero de la Rioja alavesa


Cuatro bodegueros, uno de ellos de la Rioja alavesa se conocieron en una feria de vinos en Madrid y quedaron a comer cuando terminaran sus transaciones.

Nada más sentarse el camarero les dijo si deseaban tomar algo antes de pedir.

Asintieron los cuatro, y el bodeguero de Burgos  dijo: "yo quiero un Ribera de Duero".

Acto seguido el bodeguero navarro soltó: pues a mí un Rosado de Navarra bien fresquito.

Viendo el plan y siendo de Aragón el bodeguero maño dijo : A mí un Cariñena, si puede ser.

Al volverse los tres al bodeguero de loa Rioja alavesa, éste, mientras se aflojaba el nudo de la corbata , le dijo al camarero : A mí me saca una Heineken, por favor.

Todos quedaron sorprendidos y esperando una respuesta, el bodeguero les dijo: “Si ninguno vais a beber vino, yo tampoco”.

Remitido