viernes, 19 de octubre de 2012

Ali baBank. Hacemos kill banking.


MIENTRAS el género humano evoluciona y deja atrás su fase de primate acaparador, podemos dirigir nuestra atención a la creación del banco malo, bautizado con el nombre de Sareb, siglas de Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria.
Dejando de lado que la existencia de uno malo presuponga la de alguno bueno, creo que el apelativo no hace honor a su ingente tarea y al fin para el que ha sido creado. Imagino que el Gobierno del PP no ha podido dedicar mucho tiempo a elegir una denominación más adecuada para la entidad porque su prioridad será convencer a todos los socios europeos de la necesidad de crear una figura penal, denominada "Delitos económicos contra la humanidad", que castigue a los tiburones financieros por hundir en la miseria a millones de seres humanos y robarles todo a lo que podían aspirar: educación, sanidad, vivienda y otras menudencias.
Estoy seguro de que en todas esas reuniones con Merkel y los demás líderes europeos se estará ultimando un juicio similar al de Nuremberg, y muy pronto empezarán las detenciones.
Por eso, los internautas de guardia han hecho un esfuerzo mental y le ofrecen al Gobierno varios nombres más apropiados para un ente que es ya el símbolo de la rapiña que ha asolado las economías de medio mundo. En orden alfabético: Ali baBank, Bancabrón, Banco Sanostra, Caja de Arrobos y Prisiones, Caja Jajá y Terminator. Hacemos Kill Banking. De nada.
Josetxu Rodríguez