viernes, 30 de marzo de 2012

Si no fuera por Googlesex...



TE los imaginas allí, en la penumbra de la habitación, con el rostro iluminado por el fósforo de la pantalla y tecleando torpemente con dos dedos. Tienen un problema y no saben qué hacer. Les han dicho que Google lo sabe todo. No se lo piensan dos veces. Dan al intro y su pregunta queda inmortalizada en los servidores del Gran Hermano: ¿Con cuántos centímetro de pene se embaraza una mujer?

Hay cientos, miles, quizá millones como esta. Cuestiones que volverían majara a un sexólogo y que no se atreven a compartir con nadie de su entorno. Google les escucha tras la celosía del confesionario virtual y devuelve respuestas atinadas a problemas inverosímiles. Ni Elena Francis, con su legión de psicólogos detrás, era tan efectiva. ¿Puedo guardar el semen en la boca y después usarlo para quedarme embarazada? ¿Cómo llaman al que le gusta tener relaciones sexuales con árboles? ¿Puedo hacerme una circuncisión casera? ¿Durante cuánto tiempo duele el culo tras una relación gay?

No todos saben lo que quieren, algunos simplemente exponen una situación esperando una palabra de aliento, un consejo práctico o un caso similar que no les haga sentirse tan solos: "Mi novio se va a hacer pipí cada vez que le digo de hacer el amor... ¿Cómo puedo saber si mi novia está en Villahermosa? Akeda ala mujer le sale pelo en la bagina...". Si no fuera por Google, nos quedaríamos con las ganas de saberlo.

Josetxu Rodríguez