miércoles, 12 de octubre de 2011

Osakidetza me mata... de risa

[caption id="attachment_1347" align="aligncenter" width="500" caption="Una amama celebrando el alta hospitalaria"][/caption]

Una dulce viejecita llama por teléfono a la centralita de Cruces y pregunta tímidamente: ¿Sería posible que alguien me informara cómo está un paciente?
La operadora contesta:  "Encantada de ayudarla.  ¿Cómo se llama el paciente y en qué cuarto está?
La viejita con su voz temblorosa dice: "Begoña Agirre, cuarto 302".
La operadora responde: "Permítame ponerla en espera mientras hablo con su enfermera para poder informarle".
Después de unos dos minutos, le dice: "Tengo buenas noticias, la enfermera  me dijo que Begoña va muy bien, su presión arterial y su glucosa ya están en su curso normal y su doctor dice que le dará de alta el martes".
La viejecita dice: "Qué alegría… ya estaba preocupada, Dios la bendiga por  las buenas noticias".
La Operadora dice: "Fue un placer ayudarla. Perdón, ¿Begoña es su hija?
La viejita le contesta, ¡¡¡No!!!!! ¡¡¡Yo Soy Begoña, del cuarto 302!!!!. ¡¡¡¡ Lo que pasa es que nadie contesta al timbrecito de mierda éste, y el médico hace tres días que no aparece por aquí !!!