viernes, 17 de junio de 2011

Novios missing. Se gratificará


HOLA a todos. Esto no es un llamamiento de emergencia, pero casi. Les hablo en nombre de un nutrido grupo de invitados a la boda de Aitor y Julene que llevamos desde el domingo pasado esperando a que regresen de la sesión fotográfica. Debido a lo sofisticado de los reportajes nupciales, la cosa puede durar varias horas o, incluso, días, pero no estamos seguros de si su tardanza se debe a que han elegido como director del vídeo a Steven Spielberg o que, simplemente, se les ha llevado una ola mientras hacían equilibrios en algún peñasco de Bakio.

Nosotros podemos seguir esperando todavía algún tiempo, pero los canapés, no. El martes ya estaban algo gomosos, pero ayer algunos se movían solos flotando sobre un musgo verde que dudo podamos digerir. Hemos votado en asamblea al estilo 15-M y decidido darles una par de días más, pero el lunes abandonaremos la acampada en el hotel para reincorporarnos a nuestros trabajos.

Por si ustedes pueden darnos alguna pista de su paradero, les informo que el plan previsto era filmarse colgados de un trapecio instalado en el atrio del Guggenheim para, acto seguido, lanzarse en parapente desde el Gorbea y aterrizar en San Juan de Gaztelugatxe, donde se grabarían junto a la virgen sumergida. ¡Imagínense lo que habrá tardado la novia en ponerse el traje de neopreno encima del vestido! Las fotos iban a realizarlas aprovechando la demolición con dinamita de una fábrica en Barakaldo. ¡Solo falta que les hayan salido movidas!

Josetxu Rodríguez